12 sep. 2017

El papá del corazón en sus 15 años.


Una historia real. No es una metáfora, ni es un padre adoptivo. Es el verdadero papá del corazón que también bailó su vals de los 15 con Abril.
Esta historia comenzó en 2004. Con la vida de dos bebas cruzadas por dos destinos. Ayelén tenía 18 meses y Abril, 16.
 Enrique Pereyra, el papá de Ayelén, un ex combatiente de Malvinas sobrevivió a un trágico accidente y gracias a un trasplante inédito en el Hospital Garrahan donó el corazón de su beba a Abril.
Tenían distinto grupo sanguíneo y ningún lazo de sangre. Fue el primer trasplante exitoso de donante no compatible. Hasta hoy sólo hubo dos más.
Como ironía de un destino compartido, el mismo día del accidente, el 16 de enero, Enrique había visto a Abril en la televisión. Era la noticia de que la beba había entrado a la lista de emergencia nacional del INCUCAI afectada por un adenovirus que le provocó una lesión y una cardiopatía dilatada que le impedía a su corazón bombear sangre eficazmente.
Cuando Enrique vea entrar a Abril al salón con la canción "Yellow", de Coldplay --como dice en la intimidad, porque nunca quiso hablar con los medios--, una vez más, en ella sentirá "latir la vida" de su hija.
"Nosotros los 24 de enero [día del trasplante] no festejamos. Sería como su segunda fecha de cumpleaños, pero tiene que ver con lo que pasó Enrique en el accidente [el 16 de enero]. Lo conocimos casi 3 meses después de la operación, nos hicimos amigos y lo quiero como a un hermano", cuenta a Clarín Sergio Dispenza, el papá de la quInceañera.
Pero tanto él como su esposa y mamá de Abril, siempre tuvieron respeto por el duelo de una familia entera.
"Somos conscientes que a partir de ese accidente Abril está viva y bien. Enrique es el segundo papá de Abril, un ser humano increíble. Jamás nos hizo sentir que estábamos en deuda con él", detalla quien trabaja como disc Jockey de eventos.
Abril cumple 15 años.   El clásico video de "mi vida en fotos" que se verá en la fiesta estará dedicado a Ayelén. "Algo pasó, algo se fusionó entre Enrique y nuestra familia con el trasplante. Abril lo adora. En el pecho de mi hija está el corazón de la suya".
Entran a la fiesta juntos Abril y su papá del corazón:
Fuente
La fiesta de los 15
Esos gestos que emocionan. DONAR NO ES SOLO DAR VIDA.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario