25 jun. 2017

Candidata de los pollos con hormonas.

 Mucho se habló de Perón, de Eva por las primeras leyes sociales, el voto femenino, la reivindicción de los obreros de ahí su construcción, ese fue el “comienzo de la Justicia Social” algo mítico e irrefutable. Para más, fueron combatidos y eso agrandó sus figuras míticas. Tuvieron que sostener luchas contras fuerzas extrañas para sostener su relato. De qué otro partido iban a ser los obreros (aunque Perón ya no estuviera) sino de aquel que había reivindicado sus derechos en los “orígenes”?. Así surge una historia que “enseña” a los argentinos, cómo hacer aquello que ellos hicieron por “primera vez”. Y ahí está el mito porque su objetivo primordial es explicar el origen de las cosas. No existe una necesidad de probar la veracidad de los sucesos que se van presentando. Es la historia de aquello que se hizo por primera vez y por lo tanto es sagrado, e incuestionable.
Una vez  preguntamos en los ´90 en Tafí del Valle, a un nativo, por quién iba a votar y nos contestó por Perón. A lo que contestamos, - pero Perón ya murió!!. Mi papá votaba por Perón y yo voto por Perón. Esa era todo lo que podía explicar. Estuvo en sus comienzos.

Se puede decir: debemos robar porque para tener poder hay que tener plata. VAMOS POR TODO. Y el mito comienza cuando  se explica cómo se hace y como se hizo en sus comienzos. Y luego esa es una historia sagrada, incuestionable y debe repetirse. Cualquier cosa que se intente en su contra fortalece el mito.
Construir mitos es construir sueños públicos. Aquello a lo que se quiere aspirar. Por eso la no condena. Por eso la ignorancia voluntaria, el no ver y no querer ver el delito, similar al no importar la producción de pollos en millares, llenos de hormonas y antibióticos. Eso es “lo que se dice” y aunque nos muestren las imágenes no podemos dejar de comer pollos. Por eso se convierte en ignorancia voluntaria: no me importa, consumo lo que me dan. Y te dan delito, delincuencia, droga y la droga solventa su campaña política, y nos pueden mostrar miles de propiedades de su testaferro, y cajas de seguridad llenas de millones de dólares, y nada sirve. Los demás roban por robar, ellos roban por el relato.

Su robo está justificado por el mito. Por eso se puede presentar de candidata. 

La realidad mata el relato. Desarticula el discurso histérico, el mito por el absurdo. Ese en el que el sueño colectivo justifique que el pueblo pueda ser robado por el que le promete el futuro. TE ROBO PORQUE TENGO QUE TENER PODER. TE INTOXICO. TE DEGRADO. TE SUCCIONO LA MENTE. Solamente la JUSTICIA puede desmitificar. 
LA IGNORANCIA VOLUNTARIA SE TERMINA CUANDO NO SE VENDEN MÁS POLLOS.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario