17 jun. 2017

A veces, hace falta soltarse...

Eso hacen las tortugas y una mañana, despacito, despacito, salen a buscar su lechuguita. La naturaleza nos enseña. 
Y uno?, uno debe esperar. Las presiones no ayudan. Se están acomodando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario