16 may. 2017

La utopía del biogás se está cumpliendo


 El tema del biogás me atrapó desde que supe su simpleza y las posibilidades que tiene  en nuestro país. Para que se entienda, los que se llaman biodigestores son una especie de intestino artificial, que al alimentarlos terminan la fermentación y producen metano. El metano es un gas y ese gas se puede utilizar para dar calor; para camiones a gas, capaz que del mismo campo; para el gas que se utiliza en su industria, por ejemplo, del jamón, o convertirlo en electricidad y venderlo a la red. Terminado el proceso queda un residuo que se usa de fertilizante.
Rota Guido, una empresa italiana especialista en tecnología y soluciones para el agro y el ambiente, tiene proyectos para instalar 20 plantas de biogás en establecimientos rurales argentinos. Instalaciones que producen desde 50 Kw/hora a 2 megas.  Repito: la ventaja de esta producción es que con desechos de los establecimientos rurales generan calor, gas o electricidad y biofertilizantes.
Javier Tonoli, cordobés radicado en Europa y director comercial de la firma para Europa occidental y responsable de su desarrollo en la Argentina dice "Con 53 millones de vacas, la Argentina tiene potencial para generar energía a partir de efluentes (es decir, la materia fecal de las vacas se pone adentro del "fermentador").Todo desecho se convierte en recursos y es un empuje también para las economías regionales".
Tonoli insiste que, con el tiempo, se sumarán empresas nacionales que exploten estas ventajas que ofrece el campo, agregándole valor y aportando una solución a un país que no genera la suficiente energía para atender su demanda.

El empresario está convencido de que el país tiene condiciones para una "revolución" a partir de la ganadería si se decide a pasar a una "de precisión".
Como ya dijimos en otra oportunidad, hay empresas que siembran unas hectáreas para completar la cantidad que necesitan para la producción del todo el año.
Ese intestino es omnívoro. Todo lo que se tira sirve: resto de comidas, materia fecal, orina, animales muertos, todo lo orgánico. En Argentina se dan el lujo de tirar lo que se puede convertir en energía. Se dan cuenta?.
Poné utopías argentinas + biogás en Google  y verás los casos que se dan en el mundo. Nosotros tenemos pobres, importamos energía cara y tiramos basura.
Todos sabemos: LA ESCASES AUMENTA LOS PRECIOS- Hay varios cuasi monopolios que manejan la energía en nuestro país. Hay muchos intereses a los que no les conviene la energía alternativa. Como país no podemos permitir eso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario