27 abr. 2017

Todos somos náufragos.


Las adversidades de la vida nos obligan a adaptarnos en un entorno adverso con herramientas que no tenemos, desconocidas o que nosotros mismos tenemos que fabricar desde la nada. Para eso nadie nos forma. Podrás victimizarte. pero nadie tomará decisiones por tí. Podrás encontrar alguien solidario o que esté en la misma situación que tú pero tendrás  que tomar las decisiones que te conciernen, totalmente solo, como si no tuvieras a nadie alrededor. Y nadie puede tomar decisiones por tí.
Tú encontrarás el camino para salvarte. Náufrago se nace. Las decisiones importantes se toman en soledad. La convicción es íntima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario