25 nov. 2016

Derogar el modo imperativo de los verbos.

Siempre hay que dar buenas razones para que alguien pueda amar, leer o soñar e inclusive vivir. Es el espíritu el que se modula, con paciencia, con calma, con mucho amor. Mostrar el placer, la pasión, la armonía como puntos de partida. El modo imperativo debe ser derogado por ley, con el consenso de todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario