11 oct. 2016

La mujer es el nido de la humanidad.

Si observamos a los pajaritos cómo preparan su nido, con amor, haciéndolo blandito, mullido, poniendo sus mejores plumitas, la mujer con su cultura, su posibilidad de evolución, se preserva para tan honrosa función. Nacimos mujer porque lo merecemos, porque tenemos la capacidad de amar más allá de lo físico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario