6 jul. 2016

El tema es salir del piloto automático.


Si más del 40% de nuestras acciones  son hábitos, pasamos la mayor parte del día en piloto automático. Por lo tanto si alguna conducta nos está perjudicando, nuestro trabajo va a consistir en corregir paulatinamente UN HABITO. Así lo dice Charles Duhigg autor del Poder del hábito.
              Generalmente intentamos transformar todo al mismo tiempo, y eso es extremadamente desestabilizador. El mismo autor señala que lo que se debe hacer es pensar el cambio como proyecto. Y como un proyecto que lleva tiempo. 
Como dicen en portugués: Destrua um só hábito ruim (me gusta lo de hábito ruim), destruya un solo hábito malo en un mes y luego comience a trabajar en otro hábito.
Es decir, no quieras hacer dieta, dejar de fumar, caminar, no ir al casino, todo al mismo tiempo.
.Uno por vez.
.Póngase dificultades
.Cálmese. El estrés no ayuda..
.No elimine el hábito, sustitúyalo por un hábito bueno.
.Perdónese.  El autoflagelo sólo causa más malos comportamientos
Si quiere dejar de fumar, ver menos televisión, abrir menos las aplicaciones, hacer dieta,
aprenda  portugués y lea este artículo que explica cómo hacerlo:
Secretos para acabar con los malos hábitos.
Pero sepa que lo que tiene que cambiar es un HABITO. Algo irracional que hacemos automáticamente. Aplicando la razón se puede salir. Suerte para todos y todas. Me incluyo.
Capaz que te pasa como a éste:
Quería hacer todo a la vez. Demasiado!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario