29 jun. 2016

"Haz lo que quieras" puede ser peligroso...


Lo más gracioso es que me recuerda a una pareja de hamsters que tuve hace tiempo. La hembra no lo dejaba acercarse y cuando ella lo atacaba, les juro, el macho se hacía el muerto. Duro, patas para arriba. Después de un tiempo que ella se iba al rincón volvía a moverse. Y entonces se arrimaba despacito, despacito para tocarla hasta que ella se enojaba y volvía a hacerse el muerto. Sin embargo, ella tuvo cría. Lo logró!!!.  JAJAJA
Como siempre aprendiendo de la naturaleza... Buen consejo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario