14 may. 2016

1910 Rosario: Crecimiento social y económico de constructores.

En 1882, se registraban sólo 20 albañiles en Rosario. Cinco años más tarde, el censo provincial contaba 1200 albañiles, 11 arquitectos y poco más de cincuenta ingenieros en la ciudad. En 1910, los trabajadores de la construcción se habían prácticamente duplicado, registrándose 2134 albañiles, 2695 carpinteros y 1018 herreros y 1540 pintores, marmoleros y afines. (1)
Francisco Liernur ha señalado la improcedencia de diferenciar entre arquitectos e ingenieros en el campo de acción móvil e improvisado característico del período 1880-1920, donde también confluían albañiles y constructores con y sin formación previa. (2).
En este sector, las inexistencia de barreras de entrada y por lo tanto, el alto ritmo de entrada y de salida de los agentes, las bajas tasas de rentabilidad y un limitado progreso técnico, alentaron la concurrencia de numerosos inversores y pequeños empresarios, que lograron cierta inserción económica y movilidad social, complementando la compraventa de terrenos con la construcción de viviendas. Un itinerario representativo de este tipo de empresarios fue el de Torcuato Nale, segundo hijo de un matrimonio italiano compuesto por Mariano y Luisa Nale, que se afincó en Rosario con sus cinco hijos (el mayor de los cuales tenía 18 años) a principios de la década del ochenta. El padre de Torcuato ejercía la construcción por cuenta propia, contando con la asistencia de sus tres hijos mayores. La familia Nale arrendaba una casa de material a cinco cuadras de la plaza central, en una manzana habitada por numerosos albañiles italianos. A principios de los años noventa, cuando los precios de las tierras estaban deprimidos, Torcuato compró y vendió algunos pequeños lotes de terreno en la zona sur de la ciudad. En 1895, ya aparecía como constructor independiente en la guía comercial de la ciudad. Doce años más tarde, Nale era miembro de la Sociedad de Ingenieros, Arquitectos, y Constructores de obras y anexos, junto a constructores de similar posición, pero también junto a los arquitectos e ingenieros titulares de las principales empresas constructoras de la ciudad.
Como constructor lo encontramos haciendo esta casa que es un hito dentro del modernismo rosarino. Pte. Roca 455.
 Fíjense los detalles de las paredes laterales:


 (1)Cfr. GOBIERNO DE SANTA FE, Primer Censo General de la Provincia de Santa Fe, verificado bajo la administración del doctor don José Gálvez, el 6, 7 y 8 de junio de 1887, Buenos Aires, 1888; CARRASCO Gabriel (1886), Descripción Geográfica y Estadística de la Provincia de Santa Fe, Rosario; MUNICIPALIDAD DE ROSARIO, Tercer Censo Municipal del Rosario de Santa Fe, levantado el 26 de abril de 1910 bajo la dirección del secretario de intendencia doctor Juan Alvarez en la Intendencia del doctor Isidro Quiroga, Rosario, Talleres de la República, 1910.
(2) Cfr. LIERNUR F. (1986) “El discreto encanto de nuestra arquitectura, 1930-1960”, Summa, nº 223, Buenos Aires, marzo 1986

No hay comentarios.:

Publicar un comentario