24 mar. 2016

Lo que tú eres, nadie lo puede ser.


Somos únicos, irrepetibles e irreemplazables cuando hablamos de afectos.
Si cualquiera de nosotros deja un lugar vacío, ese lugar queda vacío, porque nadie puede ser lo que no es,  para pasar a ser el otro.  Un vacío nadie lo va a llenar, porque el que no está, NO ESTA.
Lo que tú eres, nadie lo puede ser. Nadie ocupa tu lugar. Ocupa otro lugar, pero nunca el tuyo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario