28 ene. 2016

Juro que no la plagié.

Hace más de 20 años me encontré con esta frase que fue plasmada en una tarjeta dedicada a alguien de mis afectos, que había alcanzado una meta importante en su vida y tenía todas las condiciones para saber a dónde ir. No existía Internet como en esta época. No recuerdo de dónde la saqué..
 Cuando escribí la introducción de mi blog, cuyo título era Utopías Argentinas, no había una frase que pudiera servir de estímulo para perseguir un horizonte, como plantarse primero un objetivo claro y que cuando lo pudieras ver, saber que el mundo te iba ayudar. Hoy leo que esta frase pertenece a Bertrand Russell. Pero como dice Dolina, capaz que cuando llegás a una conclusión ya alguien llegó a la misma antes.
Así digo: Cuando uno empieza una lucha suele verla como un horizonte inalcanzable, pero cuando uno sabe adonde va las puertas del mundo se abren para darte paso.La clave: las metas claras, las convicciones y la fuerza de la verdad .Lo posible existe, las utopías son motoras para un cambio, SE PUEDE. Realicemos juntos nuestras UTOPIAS ARGENTINAS.
Ahora sabemos y adjudicamos este pensamiento a su autor. No nos quedamos con nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario