9 nov. 2015

Cuando no se tienen argumentos sólidos


Mariano Tato, experto en marketing político dice que en general, el que asume el riesgo que conlleva la estrategia de denostar al adversario es el que tiene menos posibilidades de ganar. Según Tato, para llevar adelante estas campañas se necesitan argumentos sólidos para sostener en los hechos lo que se plantea. "Cuando no hay argumentación es aún peor, porque se termina logrando la ridiculización, lo que sí genera adhesiones porque es divertido ridiculizar. Eso es lo que pasa en esta campaña", afirmó.
Pienso que esto es lo que va a quedar de estas campañas por el voto no positivo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario