6 oct. 2015

Empezar caminando con las manos.

                          “La creatividad se aprende igual que se aprende a leer
                                                                                  Ken Robinson

Todos poseemos un talento. Todos tenemos la capacidad de ser creativos. Y la mayoría vivimos sin saberlo.
Ken Robinson considera que en la sociedad deben existir entornos donde cada uno pueda encontrar la inspiración necesaria para desarrollar su creatividad.
La creatividad significa poner la imaginación a trabajar.
Descubrir tu pasión lo cambia todo. Es ese algo con el que te sientes cómodo como pez en el agua. Estar en tu elemento es hacer algo que comprendes de manera natural. Para lo que tienes aptitudes.  Pero es más que eso, porque podés tener aptitudes para aquello que no te gusta hacer. La clave es la pasión.                                                            Aptitudes+pasión.
¿Qué podríamos decirles a los jóvenes, y a los padres y madres que no saben qué decir cuando sus hijos les preguntan: «mamá, ¿qué debería hacer, ciencia o cine o arte o danza?» ¿Qué les dirías?
Lo primero que tenemos que hacer con nuestros hijos es observarlos, ver qué los inspira. Qué capta su atención. Quién es. Cuáles son las cosas que le entusiasman, cuáles son las cosas por las que se siente atraído y las cosas por las que siente rechazo.
Bart Conner. Cuando tenía 6 años, descubrió que podía andar sobre las manos con la misma facilidad con la que andaba sobre los pies.
Así que empezó a hacerlo… Luego descubrió que podía bajar y subir escaleras andando sobre las manos, con la misma facilidad que si estuviera de pie.
Nadie más podía hacerlo, pero él sí, y no le servía para mucho, ¡aunque era muy popular en las fiestas!Constantemente le invitaban a fiestas.
Cuando Bart tenía 8 años, lo llevaron al gimnasio. «al abrir la puerta y entrar en el gimnasio, contó Bart, pensé que era como Disneylandia; había espalderas, trapecios y trampolines», y añadió: «era embriagador». Y empezó a ir cada día, tan a menudo como podía.
Diez años después, desfilaba en la apertura de las Olimpíadas de Montreal representando a Estados Unidos en el equipo de gimnasia masculina. Llegó a ser el gimnasta masculino más laureado de la historia estadounidense.

 La madre de Bart, le podría haber dicho: «¡basta ya del numerito de las manos! ¡Pará! Resulta molesto. ¡Dejá de hacerlo y dedicate a lo que tenés que hacer!»«¡Basta! ¡Concentrate en tus deberes y acábalos!» Pero no lo hizo, porque se dio cuenta de que ahí había algo que para él era importante, que formaba parte de quién era. ¡Los niños lanzan estas señales todo el tiempo! 
Hay muchas nociones falsas sobre la creatividad. Una de ellas es que todo se basa en dejarse ir, que ser creativo es hacer cualquier cosa que se te pase por la cabeza. No es cierto.Robinson define la creatividad como el proceso de tener ideas originales que aporten valor. Para ser creativo hay que hacer algo, y esto significa que hay que trabajar con algo.
Se puede ser creativo con cualquier cosa: puedes ser en matemática, química, un entrevistador creativo, un profesor, un académico, un músico …Hacer pan. ¡puedes ser creativo con cualquier cosa que implique inteligencia!
Pero, para ser creativo, hay que poder, con el tiempo, controlar los materiales con los que trabajas, para obtener los efectos que te interesan y seguir el camino que te fijes.
(el ejemplo de Bart viene bien: él era creativo caminando con sus brazos pero no es lo que quiere decirnos Ken Robinson. Si él hubiera seguido haciendo eso no hubiera aportado valor a su vida y no hubiera controlado esa aptitud para que se le convirtiera en una pasión que él controlara)
La opinión de Ken Robinson es que todo el mundo tiene facultades creativas, y que se pueden desarrollar.
Cuando alguien dice que no es creativo, simplemente significa que no ha estudiado lo que corresponde y que no lo ha practicado.  
Para Robinson deberíamos enseñarlo tan meticulosamente como enseñamos a leer o enseñamos matemáticas, y no solamente en las disciplinas artísticas, sino en la ciencia y en las humanidades… además, deberíamos reconocer que la creatividad no es un elemento adicional en nuestra vida, ¡es lo que le da propósito a la vida humana!
“Se puede enseñar a la gente a ser más creativa, ¡y deberíamos hacerlo en la escuela, en el mundo empresarial y en nuestra vida cotidiana!“

No hay comentarios.:

Publicar un comentario