1 sep. 2015

El amor no es un deporte

No es un deporte porque en las competencias siempre hay un perdedor.
 Puede ser como en el deporte, complementario, para competir, pero con la vida. Porque la vida nos gana siempre y algunas veces nos deja ganar, por eso en equipo es más fácil desafiarla.
  El amor, cuando es del bueno como los vinos(sic),  es una relación democrática de intereses compartidos, y nos hace bien.
 Si se lo quiere tomar como un deporte Marwan dice: "El amor es el único deporte en el que hay que empatar".
No siempre es así, pero hay que revolver y buscar el que nos quede bien y nos haga bien. Los malos amores, no sirven ni en liquidación. Competir y luchar adentro del equipo quita las energías que necesitamos para la vida, que es tan hermosa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario