8 ago. 2015

Unos pueden afanar, otros se afanan

Y no así!!. Casualmente afano tiene dos acepciones. 
Una la de este chiste: por robo.
Pero afano quiere decir también: procurar con vehemencia la consecución de una cosa. 
Por ejemplo: todos se afanan en el trabajo para acabarlo a tiempo;
la hormiga se afana en llenar sus graneros.

Los cinco momentos en los que se dan irregularidades electorales:
Días previos:
Las urnas pueden manipularse en el lugar donde se guardan hasta el momento de la elección. Existe la posibilidad de crear gemelos rellenos con las boletas de un candidato que ocuparán el lugar de la urna original. Según Olivera “estas irregularidades son las más complejas porque necesitan control institucional”.
Apertura de la mesa:
En esta instancia, pueden tomar el control de una mesa punteros políticos porque el presidente no se presentó -ya sea por un problema personal o por no haber recibido el telegrama-.  Por otro lado, si se bloquea el ingreso de los fiscales a la constitución de la mesa, el cuarto oscuro se conformará a voluntad del puntero e incluso podrían embarazarse urnas -llenarlas antes de que lleguen los electores-.
Comicios: 
“La gente a la que le interesa ganar una elección a cualquier costo tiene mucha información de elecciones anteriores”, cuenta Olivera. Esta ‘inteligencia electoral’ permite todo tipo de irregularidades. Por ejemplo, los cómplices del presidente de mesa pueden ir a votar en nombre de gente suponen que no se presentará -alrededor del 40% de la mesa-. Otra trampa que se da en esta instancia es el ‘voto cadena’. Esta modalidad se da con la fuga de un sobre firmado que el puntero rellena. El elector, cuyo voto fue comprado, deposita ese sobre en la urna y le lleva el que le dieron en la mesa al puntero.
Viaje de las urnas al centro de cómputos:
Quien maneja este viaje puede remplazar las urnas por los gemelos, impugnar urnas, etc.
Recuento:
Si no hay fiscales o si los presidentes de mesa están amenazados los votos se dividen según la voluntad de los fiscales presentes.
Excepto las trampas del primer grupo, Olivera considera que todas estas prácticas podrían ser eliminadas o al menos limitadas con el entrenamiento de fiscales y, a nivel más global con la implementación de un sistema de votación más eficiente cómo la boleta única electrónica.
Mientras unos pueden afanar, otros se afanan como los fiscales, a quienes agradecemos por su trabajo ciudadano. Y  nosotros???. Debemos afanarnos yendo a votar y hacerlo con ilusión pensando que es lo mejor que podemos hacer (gran esfuerzo).
Fuente 1

No hay comentarios.:

Publicar un comentario