26 ago. 2015

Hay fraudes legales y fraudes ilegales

La Provincia de Santa Fé tenía un sistema electoral que el ciudadano santafesino no entendía claramente por qué no era bueno y era difícil explicarlo. Se intuía que no estaba bien pero no era tan claro el fraude legal. Cuando uno escucha lo que pasó en Tucumán con la cantidad de colectoras que hicieron y la cantidad de boletas que tenían para elegir, me trajo a la memoria lo vivido. En nuestro caso tuvimos 500 sublemas y más de 46.000 candidatos.
Si pueden visualizar lo que publico podrán ver números increíbles:
Como que la Intendenta de San Lorenzo, Mónica de la Quintana (la mujer de Armando Traferri) había sido elegida con 28 sublemas (o sea se sumaba todos los votos que sacaban 28 candidatos y ella con 4350 votos propios fue representante de toda una ciudad.
En Tucumán no sólo hubo quema de urnas y tantas anormalidades. La cantidad de boletas en sí es un fraude.
Siempre me dicen: por qué los políticos no hacen nada?. Viendo a los tucumanos podemos ver que la ciudadanía unida produce cambios. No siempre son los esperados pero sólo la participación ciudadana puede producir otro sistema de legalidad. Porque ellos van a ir cambiando los fraudes, como fueron las testimoniales, INCREIBLE!!, que las soportamos sin ninguna protesta.
Vemos lo que hacen con los telegramas, con el robo de votos.
No se soluciona sólo con el voto electrónico. Acá hay muchas formas de hacer fraudes violentando la voluntad popular. Un sistema electoral perverso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario