19 jul. 2015

A los verdadero amigos, no hay que darles pelota.


Podríamos decir que la amistad es como los zapatos.
Hay zapatos nuevos de los que estamos orgullosos y los mostramos.
Hay zapatos  que son los que más usamos porque con ellos estamos cómodos.
Hay zapatos de verano con los que disfrutamos  del club.
Hay zapatos deportivos con los que jugamos un partidito una vez por semana con el asadito adicional...
Hay zapatos que dejamos en el camino porque se rompieron o los perdimos y siempre los vamos a recordar.
O están esos otros que porque te aprietan o te hacen doler los regalás...(sic)
Pero existen los que dice Fontanarrosa, un poco brusco como puede ser un trato entre hombres, pero es claro en el concepto:
“Es placentero y descansado encontrarse a las ocho de la tarde con los amigos en El Cairo o en algún boliche, porque a los amigos, a los verdaderos amigos, no hay por qué darles pelota. Si un amigo te dice: ‘Fui a ver una película iraní’, yo le digo: ‘Dejáme de romper las pelotas’.”
No se puede decir: me dijo, te dije, supongo que eso significa no darles pelota. Porque sino las cosas se enredan y no terminan bien. Es una gran enseñanza la que encuentro en estas palabras: amigo, el verdadero amigo, es aquel  que no tenés que cuidarlos ni necesitás tener coherencia, ni tenés la preocupación de perderlos porque siempre están, los querés como son y te quieren como sos. Será por eso que los hombres se pelean menos?. Se dicen las cosas en la cara y a otra cosa. JAJA
Fuente palabras Fontanarrosa
FELIZ DIA DEL AMIGO ROSARINO!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario