21 may. 2015

Qué esperamos de nosotros mismos?.

O texto é de Khalil Gibran” dice Paulo Coelho:

Siete veces desprecié mi alma:

Cuando la vi disfrazarse de humilde para alcanzar la grandeza. (cuando simuló ser humilde).
Cuando la vi cojeando ante los cojos. (cuando se igualó sin necesidad).
Cuando le dieron para elegir entre lo fácil y lo difícil  y ella eligió lo fácil.(se dejó llevar por el facilismo)
Cuando ella cometió un mal, y se consoló con la idea de que otros también come ten el mismo mal (como  mal de muchos, consuelo de tontos).
Cuando aceptó la humillación por cobardía y atribuyó eso a su virtud y tolerancia (a cuánto vemos en nuestro tiempo!!!).
Cuando despreció un rostro por juzgarlo feo, y no notó la belleza de su espíritu. (parecía ser un mal de esta época)
Cuando consideró algún elogio como un reconocimiento de su capacidad (presumió, se vanaglorió).

No lo leo textual, porque uno no se desprecia a sí mismo. Me interesa porque pone ideales de virtudes que llevan a la formación con valores: humildad, esfuerzo, no igualarse con los que andan por mal camino, no justificarse cuando uno comete un error, fijarse en la belleza del espíritu, no creérsela porque recibe elogios. Esas actitudes que no me acepto son mis ideales personales. El no ser ese que estoy siendo, el poderme corregir porque no lo acepto.
Además Coelho adjudica el texto al autor, que no es él sino Khalil Gibran (que sucede muchas veces en Internet). Ese autor que alguna vez nos dijo: "Tus hijos no son tus hijos" y lo tuvimos que aceptar (sic).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario