27 mar. 2015

Por ser mujer, yo no puedo qué?

Elegí tres textos que hablan sobre la mujer.
1) El primero porque aunque no soy escritora tiene uno de mis secretos deseos: el de poder incentivar a expresar aquellas cosas que tenemos en el fondo del pecho sin el falso temor a la crítica pública. Si yo expreso mis ideas, por qué otras no?.

"No pretendo ser escritora. Al hacer este trabajo, tan solo me propongo fomentar el desarrollo de elevadas ideas que muchas de nuestro sexo guardan ocultas en el fondo de su pecho, y a las cuales no dan expansión, tal vez por falso temor a la pública crítica" dice Maipina de la Barra

2) El segundo porque habla de la genuinidad del sexo y que en esos casos no se necesita cambiarlo para ser el otro porque el otro haga lo que al mío le da un poco más de trabajo. Me gustó para aplicarlo en todo: ser genuino en lo que uno es. No comparto el que tenga que compararse para desmerecer. Ser genuino no requiere de comparaciones.

"Me seducen los destinos masculinos, que tienen más margen en que realizarse, pero soy tan genuinamente mujer que no cambiaría mi sexo ni por realizar esas proezas guerreras o políticas. Quisiera, sí, ser artista y siento que las mujeres no tengamos las oportunidades que se ofrecen a hombres inferiores en razón de su sexo" Inés Echeverría Bello "Iris"

Y el tercero: por su deseo de probar que la inteligencia de la mujer es su mejor adorno y que hay que emanciparla de las autoridades arbitrarias.

"Todos mis esfuerzos serán consagrados a la ilustración de mis compatriotas, y tenderán a un único propósito: emanciparlas de las preocupaciones torpes y añejas que les prohibían hasta hoy hacer uso de su inteligencia, enajenando su libertad y hasta su conciencia, a autoridades arbitrarias, en oposición a la naturaleza misma de las cosas. Quiero y he de probar que la inteligencia de la mujer, lejos de ser un absurdo, o un defecto, un crimen, o un desatino, es su mejor adorno"Juana Manso


No hay comentarios.:

Publicar un comentario