3 mar. 2015

Perdón, inspiración, ética, protagonismo sin violencia.

Vamos a hacer una lectura cruzada de dos películas  y un libro (comentados en diferentes oportunidades) que tienen algo que decirnos:
Invictus”                       --película
12 años de esclavitud” --película
El hombre en busca de sentido”- libro de Viktor Frankl.
De “Invictus” extraemos esta idea fuerza:

1) NECESIDAD DEL PERDON COMO ARMA Y DE LA INSPIRACION A LA GRANDEZA.
El perdón libera el alma.Se lleva al temor.Por eso es que es un arma tan peligrosa. 
¿Como nos inspiramos a la grandeza, cuando nadie más lo hará?.¿Como inspiramos a todos los que están a nuestro alrededor?. En respuesta a esto el personaje de Mandela cuenta: Cuando estuve prisionero encontré la inspiración en un poema. Sólo palabras. Pero me ayudaron a pararme, cuando lo único que quería era echarme a morir que decía entre otras palabras:
Soy el amo de mi destino; soy el capitán de mi alma
Y sigue diciendo: Recuerdo cuando me invitaron a las Olimpiadas del 92, en Barcelona..Todo el mundo, en el estadio me saludo con una canción. En ese momento, el futuro- nuestro futuro-se veía muy pálido. Pero escuchar esa canción, y las voces de gente de todo el planeta, me hizo sentir orgulloso de ser Sudafricano. Me inspiró para volver a casa,y ser mejor. Me permitió esperar más de mí mismo.
-Necesitamos inspiración, Francois.Porque, con el propósito de crear nuestra nación, todos debemos superar nuestras expectativas.

2) NECESIDAD DE HOMBRES ETICOS DISPUESTOS A CORRER RIESGOS POR LAS CONVICCIONES
Y en “12 años de esclavitud”, el Sr. Bass que en época de esclavitud se atreve a ayudar a alguien que dice no serlo (contra la ley de ese entonces) dice:
He recorrido este país la mayor parte de 20 años...y mi libertad lo es todo. El hecho de que me podría ir de aquí mañana me da muchísimo gusto. Mi vida no significa gran cosa para nadie. Parece que la suya significa mucho para un montón de gente. Pero lo que me pide,señor, me espanta.Y la verdad, tengo miedo.No solo por usted, sino por mí. (no hace lo que hace porque no tiene miedo) y agrega: Escribiré su carta, señor.Y si eso lo libera, será más que un placer. Habrá sido mi deber.

3) SENTIRNOS PROTAGONISTAS, NO VICTIMAS. Esto nos concierne a todos.
Vimos en el libro de Viktor Frankl (1945): “El hombre en busca de sentido”. que el hombre soporta lo que considera inmodificable, pero guarda su esperanza. Y los hombres con ética corren los riesgos por sus convicciones.
Ante situaciones anormales primero el shock, después la curiosidad, luego la apatía, y por último la violencia. A eso no podemos llegar ni lo podemos permitir. El hombre tiene la peculiaridad de que no puede vivir si no mira al futuro. Debemos aprender por nosotros mismos, y también enseñar a los hombres desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino que la vida espere algo de nosotros. Dejemos de interrogarnos sobre el sentido de la vida y, en cambio, pensemos en lo que la existencia nos reclama continua e incesantemente." dice Viktor Frankl
"Sentirse protagonistas, no víctimas". SIN VIOLENCIA.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario