30 mar. 2015

Miren con lupa a los que vienen...

Fragmento:
Por eso amigo lector, le pido nuevamente, y se lo voy a pedir todo el año hasta que lo entienda de una buena vez: mire con lupa a los que vienen. Se llamen Scioli, Massa, Macri, Stolbizer, Randazzo o como más le guste. Abra los ojos y no se caliente más por pavadas. ¿Lo enfurece que Kicillof diga que no sabe cuantos pobres hay? ¿Y que encima después Fernández redoble diciendo que esa no es tarea del gobierno? Olvídese ¿No se da cuenta que lo dicen para provocarlo? No se enganche, no sea gil. Es más, muéstrese más comprensivo. Con los quilombos que tiene esta gente, a usted le parece que se van a poner a contar pobres?? Visualice y focalice. Uno, dos, tres, cuatro… imposible de contar!!! Son millones y millones de pobres. Y si encima al gobierno, que es a quien debería importarle, no le importa saberlo, para qué corno lo quiere saber usted??. (mío: año 2009 en Tartagal dijo la Presidenta: "La verdadera tragedia es la pobreza, el alud hizo complicar una situación de pobreza estructural", es decir, esa de la que nunca se sale (sic))
Si usted no es pobre, respire. Y si usted es pobre o pobrísimo, créame que no está solo. Você tem mais de um milhào de amigos. Muito mais. Mais del 25% Por eso amigo lector, lo primero que usted debería pensar para tranquilizarse y entender que usted no es la derecha, es que el punto de partida del progresismo moderno es el Estado de Derecho y el Espíritu Democrático. Dos materias que el kirchnerismo no pudo cursar porque ese semestre estaba cursando Introducción al Autoritarismo (y les fue fenómeno). Cálmese querido progre. Mientras usted se angustia, ellos ya están embalando los famosos principios que juraron no abandonar en la puerta de la Casa Rosada, como bien dijo el Compañero Jefe. Justamente los mismos viejos principios que trajeron de Santa Cruz, a saber: apropiarse del Estado, manipular la justicia, controlar los medios, manejar la economía como si el país fuera un maxikiosco, creer que todavía sigue la guerra fría, repartirse la obra pública entre los amigos e inventar un cuentito con el que tratan de disfrazar el quilombo que nos lo dejan envueltito como para regalo.
Cambie su cabeza. Usted ahora tiene que mirarlo fijo a Macri y decirle: “papi, si el 10 de diciembre asumís, que día calculas que me vas a decir cuantos pobres tenemos?” O a Scioli, me lo peina suavemente con un cepillito y le pregunta: “gato ¿tenés alguna idea sobre que vas a hacer con el eje Caracas/Teherán en el que nos metió el genio de Timerman?”. ¿Y si se lo cruza a Massa? Acaríciele ese cutis aterciopelado y reluciente que tiene en esos afiches onda Ricky Martin, y pídale que le explique como piensa combatir las cocinas de drogas que el kirchnerismo dice que no existen.
En otras palabras, no cometa el mismo error que cometió con los K cuando se tragó el amague progre por no mirarles el prontuario.
Y si lo que más lo emputece es que la Justicia rechazó investigar la denuncia de Nisman, quédese tranquilo: el caso ya está prácticamente resuelto. En mi barrio cuando un tipo es acusado falsamente, lo primero que hace es pedir que lo investiguen y someterse a la justicia para demostrar su inocencia y limpiar su honor. Acá hicieron todo lo posible para evitar la investigación. No hay mucho más para agregar. El resto se explica en las escuchas. En otras palabras, o se pasan el honor por el upite o lo tienen más sucio que los baños de un estadio de fútbol.
Tranquilo amigo. Usted no es la derecha y sobre todo, ellos no son los progres. Esto se puede demostrar en cada una de sus medidas de gobierno. Pero de eso hablaremos otro día. Sin apuro. 
Ahora acuérdese de mi y vaya pispeando lo que viene. Se supone que son mejores, pero… si los palpamos de autoritarismos, verticalismos y esas cositas raras serán mejores aún. Ojo al piojo. No sea cosa que terminemos extrañando a esta simpática manga de impostores.

 http://www.clarin.com/politica/Je-suis-derecha_0_1329467134.html
Alejandro Boresztein

1 comentario:



  1. ¡Ojo al piojo











































    ¡ojo al piojo

    ¡ojo al piojo!!!!! no lamentemos despuès el cada dìa.La mafia kirchnerista està instalada.desalojarla es el trabajo posterior, arduo para el que le toque gobernar, que no sea integrante de esta porqueria.








    ResponderEliminar