10 mar. 2015

De las sequías a los desbordes

Sólo quiero expresar mi pensamiento, que nada tiene de experto. Como dije en otra oportunidad mi abuela ,como buena española cuando alguien decía: Ay!! (cuando uno se quejaba), respondía: guarda para cuando no hay!!.
Los desbordes se atribuyen a diferentes razones: los desmontes, la sojización. La cantidad de agua caída en menor tiempo que el habitual es la más escuchada.
 Se trata de salvar de la catástrofe a las poblaciones afectadas. Se las coloca en clubes o escuelas por las dimensiones. Todo eso está bien, es la coyuntura.
Hay, entre otras, dos cosas que no se previenen: la construcción de viviendas dentro de lo que fue un cauce de un río o de un arroyo. Y digo de lo que fue, porque quizás hace 50 años que no sube a esas alturas. Pero se está invadiendo un cauce de un río y éste alguna vez llega en todo su esplendor y arrasa lo que esté en su camino.

Me impactó ver esta foto de Cruz Alta (Pcia. de Córdoba) y más la filmación del lugar, porque se veían campos en los alrededores, no inundados, y una franja del agua del Carcarañá que pasa por donde está poblado. El asentamiento poblacional está en un lugar que evidentemente es del río. Estos fenómenos esporádicos tendrían que hacer estudiar la geografía del lugar y tenerlo en cuenta para saber hasta dónde puede llegar el agua, no les parece?.
Y el otro tema es el que se refiere a que no es cierto el dicho: agua que no has de beber déjala correr. Eso se puede decir en zonas asentadas en un acuífero, pero nunca en zonas de reiteradas sequías. Podrían ser un vergel permanente si se administrara bien el agua. Guardarla para cuando no hay.
Siempre llegamos al punto que tenemos tanto que desperdiciamos lo que tenemos y lo que falta es una buena administración de los recursos. Tenemos energías renovables, tenemos agua dulce que es un recurso escaso para el planeta, y que nos inunda o soportamos las sequías. Tendremos planificación algún día?. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario