28 ene. 2015

Nos mataron al Fiscal que se atrevió.

Teníamos la esperanza de que si UN Fiscal, UNO SOLO, se atrevía a actuar como una JUSTICIA INDEPENDIENTE, como en Italia, que empezó a investigar sobre la corrupción, la Argentina cambiaría, porque el contexto social hoy lo permite. El hartazgo está claro. El eje estaba en buscar esa persona, UNA persona... UN FISCAL. Eso era lo que daba esperanzas. Y lo mataron.
Capaz que confiado en el apoyo que tuvo Campagnoli, Nisman creyó poder lograrlo. Campagñoli había llegado lejos con la ruta del dinero y no lo mataron.


Sólo lo vaciaron, lo desarticularon. No pasaron de eso.
Nisman todavía creía en su país. Gils Carbó le ofrece protección. Mirá vos, le ofrece protección!!. Nisman dice que se la rechazó pero el día que está en la televisión se ve que contándolo se da cuenta de lo que estaban ofreciéndole y sobre la marcha dice: ahora lo voy a pensar).  Él expone en la televisión el principio de su denuncia. Sólo le falta presentar las pruebas y lo matan. Interesante es también cuando dice: hicimos un ejercicio, nos pusimos como si fuéramos abogados defensores de la Presidenta y cómo podríamos fundamentar la defensa y sólo encontramos que robando las pruebas podría salvarse. Estaba segurísimo de lo que tenía en sus manos.
Cuando matan a aquel que se atreve, nos cortan las piernas. Me atrevo a decir que se nos murió un héroe como muchos ya lo están diciendo. Un verdadero héroe, no una falsa paralítica en silla de ruedas. Una farsante que se burla de nosotros.
SIN JUSTICIA INDEPENDENTE NO TENEMOS FUTURO. NUESTRA CRUZADA ES POR LA ESPERANZA, LA JUSTICIA INDEPENDIENTE ES LA META.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario