14 dic. 2014

No caigamos en el insulto gratuito

No puedo entender cómo puede mantener la sonrisa. El problema está en que el tema de la corrupción  les interesa a muy pocos. Es como los cornudos conscientes o  los masoquistas o los fanáticos, siempre van a encontrar una razón para seguir siendo fielmente engañados.
Las estadísticas dicen que lo que más preocupa a la población es la inseguridad, la inflación y el desempleo. Capaz que son "sensaciones" para que puedan seguir robando. Pero ésta no es la sonrisa de mamá. Es una cargada macabra.
Uds. saben que en México están poniendo en cuestión una casa que tiene el Presidente por unos 6 millones de dólares... Que la mujer dice habérsela ganado siendo una actriz exitosa (quién copió a quién?). Una casa, se imaginan una cadena de hoteles cuánto cuesta???!!!
También los medios repiten a diario el tema de la corrupción, como acá, y pasa a adormecer a la gente. Ya sabemos, como esos golpecitos que nos da el enfermero antes de ponernos la inyección, que lo que se repite adormece y lo que te clavan no se siente.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario