7 nov. 2014

El tiempo y nuestras convicciones.

 Comunistas hasta que enriquecen; feministas hasta que se casan, ateos hasta que el avión comienza a sacudirse.
Hay un ejemplo en nuestra historia. En 1918 Leopoldo Lugones apoyó a los estudiantes de Córdoba y hubo una época en que vociferabam"contra los reptiles burgueses".
  . Más tarde, el Lugones maduro terminó su vida haciendo apología del "orden", de la "disciplina" y de "la autoridad". Entonces declaró: "un hombre equilibrado e inteligente pasa por tres estados: a los 18 años rompe vidrios, a los 30 debe poner vidrios, a los 40 fabricar vidrios". (pensemos  que en esa época el promedio de vida era de 40 años, a esa edad ya se era viejo).
Como romper estructuras, ayudar a construir estructuras y por último, con la experiencia, repensarlas y proponer nuevas.
Capaz que no siempre uno es el mismo. Que el tiempo y las circunstancias nos hacen ver las cosas diferentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario