15 oct. 2014

Para la libertad...

Para la libertad, sangro, lucho, pervivo. 

Para la libertad, mis ojos y mis manos 
como un árbol carnal, generoso y cautivo, 
doy a los cirujanos. 
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas, 
y entro en los hospitales, y entro en  los algodones 
como en las azucenas. 

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan 
ella pondrá dos piedras de futura mirada 
y hará que nuevos brazos y nuevas 
piernas crezcan en la carne talada. 

Retoñarán aladas de savia sin otoño 
reliquias de mi cuerpo que pierdo en 
cada herida. 
Porque soy como el árbol talado, que retoño
y aún tengo la vida. Joan Manuel Serrat



Para que haya Estado y unión, la ley es no robar, no matar, no mentir y no usar al otro. Hace 20 años que vengo repitiendo esto que se llama contrato moral. Porque si el otro puede matar, mentir y robar, el preso sos vos. Hoy, Rosario y la mayoría de las ciudades del país vive en prisión porque el delito está en la calle”, afirmó la legisladora".. 
Cuando uno sale a la libertad, sale confundido; cuando salís del poder, estás confundido; cuando te separás, estás confundido. Porque la libertad es incerteza. Y ése es el miedo a la libertad”, expresó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario