21 jul. 2014

Inteligencia de preservación humana

Uno ve este trabajo,el que hacen los pájaros llamados horneros (o albañil), con la única herramienta que es su pico y no puede creer que el hombre pueda vivir en formas infrahumanas, teniendo sus dos manos. Trabaja la pareja en colaboración, y con barro, paja y guijarros van colocando minuciosamente esta trama que en realidad parece un tejido artesanal. Comienzan en otoño, en época de lluvias y lo terminan con una vuelta que deja a la cría al resguardo de cualquier ataque, ya que pasan ellos solos por la abertura pequeña. Demuestran su culminación con chillidos y cantos. Saben de la sensación de alegría humana de la tarea terminada (digo alegría humana porque es un sentimiento que les estoy poniendo. Andá a saber qué quieren decir con su canto!!).
Me hace acordar cuando tratamos sobre la llegada de los jesuitas a la Provincia de Santa Fé y que ellos notaron que los humanos que estaban cerca de los ríos estaban mejor alimentados que los que vivían en los montes, hambrientos, siendo que estos últimos tenían al alcance de las manos frutos y tierra tan fértil que les daban las condiciones como para estar bien alimentados.
Qué le hace tener esa conducta de dejadez al ser humano, esa falta de cuidado de la cría, ese vivir en el desamparo auto infligido, en esa manera miserable, teniendo un potencial mucho mayor que el de estos pequeños pajaritos?.
La dependencia del Estado los castrará?. La ignorancia nace con ellos y deben ser educados porque no tienen el instintos de estos simples animalitos?. Cómo pueden ser estos pajaritos superiores al hombre en su inteligencia de preservación?. En qué radica la vulnerabilidad del ser humano si un simple hornero sabe procurar su alimento y su vivienda digna?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario