8 jun. 2014

Mirar el fútbol y cuidar la nena.

El papá había previsto ver el partido del Mundial. 
La mamá debe salir y le tiene que dejar  a su adorable nena a su cuidado. 
Alguien le había regalado un juego de té y era uno de sus juguetes favoritos. Se suponía que eso la iba a mantener entretenida.
Cuando estaba en la sala mirando el partido en un momento apasionante

la adorable niña le lleva una tacita con té, que era solamente agua.
Después de varias tazas de té y de muchas alabanzas por la riquísima bebida, la madre llega a la casa. El  papá la hizo esperar en la entrada para que la viera traerle otra taza de té, porque le parecía la cosa más tierna que había visto.
Ella esperó, la vio venir caminando por el pasillo con la taza de té para su papá y lo miró mientras se la tomaba.
Entonces, rompiendo todo el encanto, le dijo:
Se te ocurrió pensar que por su altura el único lugar del que ella puede alcanzar agua es... del inodoro ????
Gracias Cris.. Una adaptación libre de La tacita de té. JA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario