27 jun. 2014

Los chicos de ahora no pueden "parar".


Se suele escuchar a los padres decir que prefieren que sus chicos hagan muchas cosas porque no les gusta que se queden horas mirando la TV o frente a la computadora.
Sus niños amanecen a las 7 de la mañana para asistir a sus escuelas. Pero pareciera que esto no alcanza. Al salir, comienza el “rally”: hockey, circo, guitarra, maestra particular, ortodoncia y psicopedagoga, entre otras actividades extras.
Estos chicos no paran. Están muy estimulados (hiperestimulados), lo que debería ser un espacio de placer se convierte en una obligación y en un deber y son lanzados hacia la acción. Por eso hay cada vez más niños y adolescentes estresados.
Los niños de hoy, al igual que los adultos, están padeciendo trastornos de ansiedad.  Se ven envueltos en una vorágine social, en una carrera hacia no se sabe donde.
Los chicos han perdido la capacidad de registrar las alertas corporales, conductuales y emocionales que indican la necesidad de parar. Al perder el registro, no pueden bajar a tiempo del “rally”, para evitar que la propia máquina (cuerpo-alma) colapse.
Así, se ve a niños agotados y agobiados, que presentan estos síntomas físicos:
*  Miedos nuevos o recurrentes (miedo a la oscuridad, a estar solos, a los extraños, etc.)
*  Preocupaciones.
*  Aferrarse al adulto y sentirse incapaz de perderlo de vista.
*  Enojo.
*  Regresión a comportamientos típicos de etapas anteriores del desarrollo.
*  Llanto y lloriqueo.
*  Incapacidad para controlar sus emociones.
*  Comportamiento agresivo.
*  Caprichos.
*  Oposición para participar en actividades familiares o escolares.
*  Molestias estomacales o dolor estomacal vago.
*  Pesadillas y problemas para dormir.
*  Dolor de cabeza.
*  Enuresis (mojar la cama).
*  Disminución del apetito o cambio de hábitos alimentarios.

http://entremujeres.clarin.com/vuelta-al-cole/columnista-hijos-chicos-estres-tension-agotamiento-escuela-colegio-tareas-actividades_0_280172006.html

Podemos poner en marcha algunas estrategias para ir recuperando la paz y la capacidad de conectarnos con nuestros hijos, por ejemplo: 

*  Entender que los niños necesitan estar en pijamas, jugar y relajarse.
*  Brindarles un clima familiar tranquilo.
*  Seleccionar los programas de televisión que se verán y quedarse con ellos mientras miran TV.
*  Escucharlos, ser cariñosos y decirles lo mucho que los queremos.
*  Pasar ratos tranquilos y relajados con ellos.
*  Darles la posibilidad de elegir y de tener algún control sobre su vida.
*  Anticipar los cambios (horarios, trabajos, rutinas).
*  Compartir contacto con la naturaleza, ya que es muy relajante.
*  Dedicarles tiempo ahora: los niños no entienden el futuro como nosotros.

http://entremujeres.clarin.com/hogar-y-familia/hijos/columnista-hijos-chicos-ninos_estresados-hiperestimulacion-estres-agotamiento-cansancio-actividades-ingles-computacion-talleres_0_280172001.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario