11 jun. 2014

La honestidad también tiene premios.

El honesto no tiene por qué ser gratificado, ya tiene una gratificación en serlo. Pero vean este video con un gracioso experimento que pone en evidencia que también  la honestidad es bella. Los medios de comunicación también lo reproducen. Muy bueno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario