17 may. 2014

De la indignidad a la nada.



Hoy voy a pensar en voz alta. Si me equivoco ruego me corrijan. Voy a hablar de las cosas que no entiendo. Se habla de trabajo infantil y se habla de trabajo esclavo. Comparto que ninguno de los dos deben existir. Ahora, lo que no entiendo es sobre lo que hay previo al trabajo infantil y previo al trabajo esclavo. Supongamos que hay HAMBRE Y MISERIA. Está la parte del capital que puede especular inescrupulosamente con esas dos calamidades y es condenable. Pero la parte que no entiendo es cómo se pasa del HAMBRE Y LA MISERIA a tener ALGO, ALGUITO. 
He leído que en China trabajan por un techo y un plato de arroz porque no quieren trabajar en los arrozales con los pies permanentemente en el agua y prefieren el, llamémosle, TRABAJO ESCLAVO. Será que mi padre trabajó desde los 6 años o cuidando caballos o pelando papas en el comedor que tenían mis abuelos. Y no se les cayeron las manos. Eran 10 hermanos y tenían que trabajar para mantenerse todos. Fue hasta tercer grado de la escuela y se bastó a sí mismo y supo llevar dignamente una familia. 
 Para qué nos forma la vida?. Es mejor no trabajar y estar en una esquina drogándose?. Qué es mejor?. Negar la posibilidad de trabajar a menores no lleva a que trabajen en bunker con un tubo como respiradero?. O que los lleven a robar porque son inimputables?. Hay algo que no me cierra. 
Cuando hablamos del libro Corazón y su intercalado: De los Apeninos a los Andes, vimos como un niño de 8 años buscaba trabajo para juntar dinero para ir a ver a su madre a Córdoba (sacado de la vida real). Los adultos lo ayudan y no le es necesario trabajar, pero en esa época trabajaban de canillitas, de lustrabotas,de selectores de frutas, aprendiendo un oficio como panadero, repartidor, etc. Hoy se les cierra una puerta pero no se les abre otra. Hay un contrasentido en esto. No encuentro un eslabón entre el HAMBRE Y LA MISERIA y algo que los saque de ella. Se les cierran todas las puertas, hasta las de ser esclavos y COMER y dormir en lugar seco y con baño. De la indignidad a la nada. Hay un sector que se acerca con una asistencia social precaria que no llega a todos y se pone antes que nada la NO EXPLOTACION o que TIENEN QUE ESTUDIAR Y JUGAR. Tienen que estar con los padres. En qué mundo imaginario?.  Ése es el eslabón que falta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario