3 may. 2014

Aprender a esperar

Este texto:
Con el tiempo aprendí a esperar porque cuando tuve prisa hice todo mal, capaz que exagera, pero lo errado está en las presuposiciones que no se confirman y es por eso que, luego, uno aprende a esperar con el tiempo. Porque va viendo que cuando pasan los hechos las angustias o preocupaciones  no siempre corresponden a lo que realmente sucede.
Se puede vivir  de otra manera, disfrutando el día a día, el instante. Lo malo puede esperar. Como dice la canción de Axel: todo vuelve, es cuestión de esperar.


Cuando compartís, cuando sonreís,
cuando das sin esperar, también te vuelve. 
Vuelve, todo lo que das la vida te devuelve,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario