12 mar. 2014

Las verdades universales están por encima de las leyes

"12 años de esclavitud". Película
En 1841, Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor) vive plácidamente, como ciudadano libre, en Saratoga Springs (New York) junto a su familia. Carpintero y diestro en el manejo del violín, se ha convertido en un miembro respetado de la comunidad. Allí es contactado por los propietarios de un circo ambulante que le ofrecen contratarle para una gira de actuaciones. Tras una cena amigablemente  Solomon despierta encadenado pues ha sido drogado y vendido como esclavo a unos traficantes.Bajo el nombre de Platt, Northup pasará doce años de esclavitud en tierras de Louisiana hasta conseguir abrir un halo de esperanza gracias a un jornalero canadiense partidario de la abolición...

Diálogo entre el Sr. Bass (Brat Pitt) y el Sr. Epps (Michael Fassbender)
Sr. Bass-Lo que me hizo gracia fue cómo le preocupa mi bienestar en este calor...mientras que el estado de sus trabajadores...
Sr. Epps-¿"El estado de mis trabajadores"?
Sr. Bass-Es horrendo. Está mal.Está mal, Sr. Epps.
Sr. Epps-No son empleados contratados. Me pertenecen.
Sr. Bass-Lo dice con orgullo.
Sr. Epps-Lo digo como un hecho.
Sr. Bass-Si esta conversación trata sobre lo que es real, entonces debo decir....que la esclavitud no tiene justicia ni derecho. Pero Ud. plantea una pregunta interesante.¿Qué derecho tiene sobre sus negros, en realidad?
Sr. Epps-¿Qué derecho?.Yo los compré. Los pagué.
Sr. Bass-Claro, y la ley dice que tiene el derecho a tener un negro .Pero con el perdón de la ley, miente. Suponga que pasen una ley que lo convierta a Ud. en esclavo... Supóngalo.
Sr. Epps-No es un caso suponible.
Sr. Bass-Las leyes cambian, Epps. "Las verdades universales están por encima de las leyes"..Es un hecho, simple y sencillo......que lo que es verdadero y correcto lo es para todos.Para blancos y negros.
Sr. Epps-¿Me estás comparando con un negro?
...
Sr. Bass- Mire, Epps. Estos negros son humanos. Si no los dejan ascender más que a animales...usted y la gente como usted responderán por ello. Hay un mal, Sr. Epps......un mal horrendo pesa sobre esta nación. Y llegará el día de hacer cuentas.
(después de este diálogo viene para mí la parte más cruel de la película pero es donde el Sr. Epps va a mostrar que es tan dueño de sus esclavos que hasta puede destruirlos a lonjazos porque "un hombre hace lo que guste con su propiedad" dice, hasta ese extremo. Su monstrusidad).

Diálogo entre el Sr. Bass (Brad Pitt) y el esclavo Platt/Solomon Northup(Chiwetel Ejiofor)

Esclavo:- Sr. Bass. Quería preguntarle de qué parte del país es Ud.
Sr. Bass: -No soy de este país. Nací en Canadá. Adivina dónde es eso.
Esclavo: -Yo sé dónde es Canadá.He estado ahí. En Montreal......y Kingston y Queenston y en muchos lugares.
Sr. Bass: -Has viajado mucho para un esclavo.¿Qué haces aquí?
Esclavo: -Señor Bass...de haberse hecho justicia,yo no estaría aquí.
Sr. Bass:-¿Cómo es eso?.Cuéntame todo.
Esclavo: -Me da miedo decirle.
...
Sr. Bass: -Cada palabra que dices es un profundo secreto.Tu historia...es increíble. Y no en un buen sentido.
Esclavo: - ¿Cree en la justicia,señor, como dijo?
Sr. Bass: -Sí creo.
Esclavo: -¿Que la esclavitud es un mal que ninguna persona merece?
Sr. Bass:-Yo pienso eso.
Esclavo: - Si de verdad lo piensa...entonces le pido, le suplico...que le escriba a mis amigos en el norte...explicándoles mi situación...y rogándoles que envíen mis papeles de hombre libre.
Me brindaría...una felicidad indescriptible...ver a mi esposa...y a mi familia de nuevo.
Se. Bass:-He recorrido este país la mayor parte de 20 años...y mi libertad lo es todo. El hecho de que me podría ir de aquí mañana me da muchísimo gusto.Mi vida no significa gran cosa para nadie. Parece que la suya significa mucho para un montón de gente. Pero lo que me pide,señor, me espanta.Y la verdad, tengo miedo.No solo por usted, sino por mí.
Escribiré su carta, señor.Y si eso lo libera,será más que un placer. Habrá sido mi deber.

En la película "12 años de esclavitud", se puede ver  lo que el hombre es capaz de soportar con un mínimo atisbo de esperanza, que nunca pierde por adversas que sean las circunstancias. Esto mismo vimos en el libro de Viktor Frankl (1945): “El hombre en busca de sentido”. El hombre soporta lo que considera inmodificable, pero guarda su esperanza. Y los hombres con ética corren los riesgos por sus convicciones.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario