7 mar. 2014

Joan Manuel Serrat, el arquitecto de sueños.

Por qué fui a buscar en estos días de descanso la voz de Serrat, en sus canciones, en sus poesías (incluso en sus entrevistas )?. Porque es un arquitecto de sueños.  Se atrevió a poner música a las letras de los luchadores. Porque es tiempo de rescatar aquello que nos hace bien, que nos acarician el corazón, que nos dicen que las utopías son posibles. Porque como él mismo dice en su canción "Utopías":

Sin utopía la vida sería un ensayo para la muerte 

En su canciones encontramos palabras que levantan huracanes de rebeldía pero en paz.  Con respeto, con la consideración del otro, democráticamente, hasta con un dejo de alegría, y con mucha reflexión. Con el valor indeclinable de la responsabilidad. De la coherencia entre lo que decimos y hacemos . Donde nadie es menos que el otro ni es el dueño de la verdad.

MEMORIA SIN ODIOS NI RENCORES:
En la entrevista del que dejo el link al pie de este artículo le preguntan si recuerda con odio lo que pasó en su niñez.
El se cría en  España cuando los años 50 tiempos de guerra. 
A "mí me criaron no olvidando, me criaron con la memoria. que es una buena herramienta para poder abrir la puerta del futuro, y yo recomendaría no perder nunca la memoria, porque perder la memoria puede llevarnos a todos a repetir los errores del pasado, del pasado muy reciente. 
No creo en el odio, en el rencor, porque el rencor es mal compañero del camino y el rencor te hace ver rencores hasta en el café. Es mala compañía. Pero creo que también es mala compañía el olvido".

Serrat transmitió valores que   son nuestros también, que nos hicieron llorar cuando volvimos a la democracia,porque lo habíamos escuchado en época de represión. Valores que deben ser rescatados de la vorágine en la que nos hacen vivir.

REBELDIA+COHERENCIA
MEMORIA+ SIN ODIOS NI RENCORES
 LIBERTAD+RESPONSABILIDAD
 Toda una fórmula, no?

En "Para la libertad" dice: soy como el árbol talado que retoño y aún tengo la vida

VIDEO PARA VER

No hay comentarios.:

Publicar un comentario