15 jun. 2013

Cuando lo que se repite in crescendo, hace bien

El Bolero de Ravel es una melodía obsesiva —un ostinato— , repetida una y otra vez sin ninguna modificación salvo los efectos orquestales, en un crescendo que, in extremis, se acaba con una modulación a mi mayor y una coda estruendosa, como dirían los músicos. Un fin de año, con los pies en la arena de una playa de Río de Janeiro esperábamos las 12 de la noche, con el acompañamiento de esta música y al llegar a ese "mi mayor" comenzaron los fuegos artificiales que techaron nuestro espacio y brindamos un comienzo de algo, un año nuevo. Con los afectos, con lo mágico de la música y las luces de colores que explotaban en nuestros corazones. Lindo recuerdo, más cuando el domingo es el día del padre.... 
 
Volviendo al video. Siempre es grato escuchar buena música y más cuando va acompañado de pura creatividad. Universidad Federal de Minas Gerais.Técnica: Animación digital 2D
Sinopsis en Youtube: Una fantástica orquesta de notas musicales que toca la música Bolero de "Maurice Ravel". Situaciones inusitadas van aconteciendo a medida que la música avanza. Dirección: Simon Brethé - Año: 2005. "El diseño animado, funciona como una especie de concierto didáctico, porque los diversos instrumentos que integran la música de Ravel están individualizados y uno logra identificar el sonido/instrumento que se está tocando en cada momento de la música".
Gracias María Gracia por este hermoso material.

1 comentario: