7 abr. 2013

No pierdas ni una coma...

Hay cosas que por insignificantes que sean no dejan de tener su valor y pueden cambiar el sentido de nuestra vida. A veces lo insignificante tiene más valor que lo que se nos presenta como importante.
El punto separa, la coma revaloriza. Y punto, he dicho....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario