30 abr. 2013

La versión moderna del "No te metás"


El silencio no es inocente, es cómplice.
Tantos años escuchamos los reproches a aquellos que habían sido cómplices de los militares por su silencio y ahora no nos asombramos que suceda lo  mismo. Como si la construcción mental del "no te metás" no se hubiera destruído, como si debajo de la valentía de juzgar a los militares hubiera quedado grabada a fuego la cobardía de la socidad civil.
En un artículo del diario  Mendoza lo explican muy bien:
El silencio de la sociedad civil, versión moderna del “no te metás” y del “algo habrán hecho”, siempre es peligroso. En la película “Los Juicios de Núremberg” (1961) hay una escena extraordinaria en la que Marlene Dietrich (Mrs. Bertholt) trata de convencer al juez americano protagonizado por Spencer Tracy, que el juez alemán cómplice de los crímenes del nazismo (Burt Lancaster) era en realidad una buena persona y que había hecho lo imposible contra el régimen. Finalmente el juez alemán es condenado y en su alegato final, Spencer Tracy explica que una de las cosas más extraordinarias del nazismo era que había conseguido que cientos de miles de buenas personas terminaran callando y aceptando las atrocidades del régimen. 
La clave de una sociedad autoritaria es que aun las buenas personas se vuelven cómplices. Lo normal -opinar, disentir, polemizar- se vuelve peligroso. Por eso vamos camino a una sociedad cada vez más autoritaria. Y eso no es sólo culpa del kirchnerismo. La sociedad civil también es cómplice, con el silencio.
http://www.mdzol.com/opinion/461751-si-hablas-te-mato-o-el-silencio-de-los-corderos/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario