13 mar. 2013

Hermano sol, hermana luna

Es el título de una hermosa película que narra la vida de Francisco de Asís y sus luchas contra una iglesia suntuosa y fastuosa, a la que contrarresta  con su humildad y desprendimiento de las cosas terrenales. Quiere predicar lo que Jesús enseñó y choca contra la institucionalizaciòn de la hipocresía. Casi lo queman en la hoguera por pensar distinto. Buen nombre, elegido para el nuevo Papa, Francisco I, para empezar su función de guía espiritual de los cristianos.
Y la rama de la iglesia católica que representa también merece un reconocimiento que por siglos no se les dio a los jesuitas, que predicaron el amor, respetando y trabajando con y desde las culturas con las que se encontraban, en su actividad misionera en la India, China y Japón, las reducciones de Bolivia, Paraguay y Argentina.
El nuevo Papa, jesuita, argentino y como nombre Francisco, para mí trae una renovación de esperanzas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario