23 feb. 2013

LIBRES, JUSTOS, UNIDOS

LIBRES, JUSTOS, UNIDOS, COMO HOY Y SIEMPRE,
POR LA ARGENTINA QUE NOS MERECEMOS.
 
No puede ser que siempre los familiares pasen años para lograr la JUSTICIA de lo acontecido a sus seres queridos por desidia, por corrupción, por indiferencia, por sadismo, diría.
 
Hay que tener mucha delicadeza para hablarle a esta gente en carne viva. Todos tuvimos pérdidas naturales, accidentales y hemos sobrevivido. Esta gente me hace acordar a la gente que convocaba Bloomberg, que habían perdido hijos, hermanos, padres por la inseguridad. Y era gente en carne viva.  Me hace acordar a Marta Morist que en nuestra ciudad de Rosario luchó para que la Avenida de Circunvalación estuviera en condiciones, para que no muriera nadie más, de la manera que lo hizo su hijo. Tan en carne viva que dejó su salud en la lucha. Todos agarraditos de sus manos tienen que volver a su casa, donde ya no está ese ser que no se ha muerto, se lo han arrebatado en un hecho no natural en su esencia. Muy injusto en democracia. Mucho más injusto en democracia. Y en este caso después de 10 años del mismo gobierno. Se están robando hasta nuestras esperanzas.
No puede ser que el pedido de JUSTICIA, DE QUE HAGAN LAS COSAS BIEN, SIGA DESGARRANDO A LOS ARGENTINOS.
Algo tenemos que hacer.
LIBRES, JUSTOS, UNIDOS, COMO HOY Y SIEMPRE,
POR LA ARGENTINA QUE NOS MERECEMOS

No hay comentarios.:

Publicar un comentario