12 dic. 2012

Cuál es la política energética de nuestro país?

Hace tiempo que vengo leyendo y tratando de entender lo referente a energías alternativas y su factibilidad. Vemos lo que tenemos que pagar por los combustibles por haber caído la producción de petróleo en nuestro país. No se entiende por qué no se brindan facilidades y hasta exenciones impositivas a aquellas empresas que utilicen energías renovables como la solar, la eólica, el biogás, y tantas otras que uno puede encontrar ni bien se pone a investigar un poco.
Pero pareciera ser que Argentina apunta a la producción de biocombustibles cuyas críticas, según publicaciones que documentamos en otras oportunidades, y el link que agregamos al pie,apuntan a lo mismo:

Repercusión en los precios de los alimentos y sus posibles impactos ambientales.
En efecto, actualmente, la principal fuente del biodiesel son cultivos utilizados tradicionalmente como alimento o forraje (por ejemplo, la caña de azúcar, el girasol, la soja y la colza), por lo que un aumento en la producción de los biocombustibles podría redundar en un incremento en el precio de los alimentos (PNUMA, 2009). Al expandir la superficie cultivada hacia áreas que en la actualidad proveen servicios ambientales centrales para la población humana y los ecosistema podría acrecentar las emisiones de gases del efecto invernadero, que el uso de los biocombustibles busca evitar.En igual sentido, el aumento en la producción de biocombustibles podría tener un impacto negativo en la cantidad y calidad de agua disponible para otros usos y el medio ambiente.
Es decir: aumenta el precio de los alimentos, puede acrecentar la emisión de gases, requiere mucha agua que se podría utilizar para otros usos.
Hasta se podría pensar, que el desarrollo  de cultivos para biocombustibles, Argentina lo realiza con fines puramente especulativos de recaudación impositiva y no para autonomía energética que es lo que interesa a un país para ser independiente. Mientras tanto desviamos ingentes fondos para la importación de combustibles sin ir paliando la situación con otras energías renovables. Es una pena que no se vean políticas energéticas en nuestro país y vivamos peleando por si tenemos que hablar de Papá Noel o eso pertenece a otra cultura,
http://www.palermo.edu/Archivos_content/derecho/pdf/Lcw0445e.pdf

No hay comentarios.:

Publicar un comentario