4 sep. 2012

Con todo respeto, déjenos elegir.


Es muy fuerte lo que entra a nuestros hogares en el horario de la comida. Es un invitado a la mesa.
Los discursos de la Sra. Presidente se han convertido en una miniserie que perturba la paz del hogar. El que llega de trabajar, de estudiar, no quiere seguir en la escuela. Quiere tener un pensamiento libre de ver lo que quiere. Así como he criticado a los medios por lo repetitivo de ciertos temas no puede ser que ,en forma recurrente, se tomen los medios a la misma hora en todos los canales del país. para decir lo mismo Los chicos protestan por no poder ver sus programas favoritos, los grandes quieren estar relajados, lo que cuenta la señora lo vivimos y con distintas visiones, así que los grandes no lo necesitamos. Queremos la libertad de elegir lo que queremos ver. Por favor, deténgase. Gracias,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario