1 sep. 2012

1927 Rosario: Palacio Fuentes con reflectores


Rosario es una ciudad de grandes y bellísimas joyas arquitectónicas. En la esquina de Sarmiento y Santa Fe (frente al Bar El Cairo) nos encontramos con el Palacio Fuentes. Su propietario, Juan Fuentes Echeverría, fue un inmigrante español nacido en 1852, en Caldas de Reyes, Galicia. Siendo cochero en Rosario, se casó con la propietaria de la empresa de carruajes en la cual trabajaba. Allí comenzó su ascenso económico debido a la audacia y visión progresista, a pesar de no saber leer ni escribir. Después de varios años de lucha y honrado trabajo y con el propósito que perduraran su nombre y su edificio como hitos en la historia de la ciudad, encargó su ejecución, terminado en 1927. 
 Se destaca la descomunal puerta principal, de bronce de 5 mts. de alto, que a semejanza de las Puertas del Paraíso del baptisterio de Florencia con pequeñas esculturas, donde se mezclan entre otras la Venus de Milo, un Cacique, su propio rostro y su inmenso escudo con su  iniciales JF que se repiten, en menor tamaño, en las puertas secundarias de las calles laterales.
Sobre la espléndida puerta principal se deja ver la torre con distintos niveles que va reduciendo su tamaño y la remata una veleta con forma de arado, que simboliza el modo como logro obtener su fortuna. En la planta baja y el entrepiso había negocios, oficinas y restaurante, mientras que en los pisos superiores, departamentos. Estos cuentan con lujosos adelantos para la época como calefacción central, dormitorios en suite, portero eléctrico y dependencias y áreas de servicio.En el último piso (sexto) se halla la que fuera vivienda del propietario. La pérgola existente en la terraza, otrora permitía ver las islas y el Río Paraná.
La historia de este Palacio se entrecruza con  la Comuna de Fuentes  en la misma Pcia. de Santa Fé con  fecha de fundación en 1888. Enriqueta Wilson de Olavarría Le Bas, Diego Musgrave y Juan Fuentes se consideran sus fundadores por haberse acogido a la ley provincial sobre fundación de colonias. En su honor el pueblo lleva su apellido por haber sido el poseedor de la mayor parte de la superficie del distrito. De ahí la veleta con forma de arado. Algo parecido a Aarón Castellanos con la colonia Esperanza y el desarrollo de la agricultura .
Por referencias orales de distintas fuentes ( Dory entre ellas)  pude saber que en esa época sobre los altos edificios se ponían potentes reflectores (especies de las luces láser actuales) que en días festivos se movían de un lado al otro y se podían ver desde distintos puntos de la ciudad de Rosario. Pero este señor, según se cuenta, hizo que la luz del reflector fuera vista desde Fuentes ( 65 kms. de Rosario) porque él quería ver a su edificio desde allá. Excentricidades y gustos que no cualquiera se puede dar.

Fuente: 
- “Libro de Fuentes” – Lic. Lía Claudia García.
- Wikipedia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario