5 ago. 2012

Estoy con el "síndrome del indígena".


Al enterarme que Victor Hortel, director del Servicio Penitenciario, dirigente del “Vatallon Militante”, era un  ex integrante de la agrupación “Negros de Mierda" tuve el "síndrome del indígena". Me di cuenta que habían llegados unos "Negros de Mierda" como se hacen llamar (“tomamos el nombre vertido por el enemigo y lo usamos como idea fuerza", explicó a Perfil.com uno de sus fundadores),   dispuestos a tirar por tierra toda una cultura cultivada en el país durante 200 años(en su sitio web se definen como "un colectivo cultural, militante, nacional y popular; reivindicamos los valores que nos dan identidad, que nos constituyen, que nos acercan a una forma de actuar, de sentir y de pensar; que nos hacen esto que somos y no otros"). Si  "Negro de Mierda", lo digo con dolor, es la  denominación con la que se auto infieren, como una pertenencia,  es ya de por sí agresiva a la cultura de la que estoy hablando. Poner ese nombre a una agrupación donde los jóvenes puedan decir que son unos "Negros de Mierda" es algo que ofende al que se auto titula y a la sociedad. No se puede pertenecer ni por orgullo ni por desafío a una agrupación con ese nombre. Pero esta agrupación es un símbolo, todo es así, agresivo para sí mismo y para los demás. Una democracia no se puede construir sobre esas bases y esas bases son las que  se están socavando. Por lo visto para ellos  tenemos que cambiar la cultura  del respeto, de las reglas, de las normas de convivencia. La del trabajo organizado, la de la puntualidad, la disciplina, la de la palabra dada, la de decir la verdad, la de la tolerancia, la del perdón. Día a día,  se va viendo que está bien transgredir, agredir, no respetar la autoridad, no punir los delitos que ponen en peligro a toda la sociedad, que la desestructura, le saca parámetros de referencias y el descontrol se convierte en una forma de vida. Qué habrán sentidos los indígenas cuando los que los invadieron los quisieron “aculturar”, pensando que estaban frente a una cultura inferior y que la de ellos era mejor?. Cuando no entendieron que lo que ellos hacían también era cultura y merecía ser respetada?.
Siempre se habló de que teníamos una cultura europea. Quizás fuera así, pero si su intención es latinoamericanizar, nos enseñarían mejor si aplicaran las culturas indígenas latinoamericanas que hacen del respeto a la vida una forma de ser.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario