12 jul. 2012

Confrontando se destruye.


El país unido que no veremos más?. Viviremos en ese derroche de energías que significa el enfrentamiento constante?. Con promesas perversas de unión, que sublevan, porque en boca de quien las dice tendrían que ser ciertas y toda la práctica política y económica ataca, no negocia, busca disciplinar. Y disciplinar no es unión.
El tema está en que nos hacen elegir entre guatemala y guatepeor. Hace casi 30 años que estamos en democracia continuada y ya no viene el Chapulín Colorado a salvarnos. No hemos sabido construir alternativa a la corrupción, a los políticos-empleados públicos queseros. Se alternan en puestos, cargos y quedan todos los mismos ineptos. Pero no creamos alternativas. Y quizás no nos dejan. Ellos mismos, todos, se encargan de desarticular todo atisbo de alternativa. El pueblo hoy no tiene el poder, ni lo delega. La democracia es una pantalla que nos hace creer que elegimos.
Mientras tanto se pelean o hacen que se pelean por el poder sin dejar opciones de un trabajo colectivo por un país en crecimiento. Cuánto se podría hacer juntos!!!. Cuántos problemas se podrían resolver!!! Cuántos proyectos se podrían desarrollar!!! En un país integral, relacionado, interrelacionado, como cuando se conformaban las colonias agrícolas, los frigoríficos, los ferrocarriles, los puertos. Ahora conocemos los errores que ellos cometieron y podríamos potenciar los alcances del trabajo conjunto. Pero no. Nos están gobernando gente con pensamiento guerrillero que lo único que piensan es en confrontar y confrontando no se construye, se bombardean las ideas, se destruyen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario