8 jul. 2012

Arquitectos de nuestra identidad.


Hemos hablado en otras oportunidades de las situaciones con las que el ser humano tiene que convivir y su capacidad de soportar y de resolver conflictos. Esta historia es antológica. A veces nos quejamos de lo que creemos irreversible porque no aplicamos nuestra creatividad e inteligencia para resolverlo. Y es así como la misma vida nos presenta modelos para que aprendamos de aquellos que elaboraron sus carencias y las convirtieron en oportunidades. Quizás sintieron hablar de Aimee Mullins privada desde pequeña de sus dos piernas. Desde entonces empezó a caminar con prótesis. Caminar y correr. Y corrió tanto que en 1996 rompió el récord paralímpico de 100 metros en Atlanta.

También se especializó en Historia y Diplomacia. Luego se volvió modelo y actriz, actividades que mantiene hasta hoy.
Desafió a profesionales innovadores fuera del círculo tradicional de prótesis médicas, como científicos, ingenieros, poetas y diseñadores, para crear las piernas que van más allá de sólo la función de piernas.
En el mundo de la moda fue pionera desafiando el concepto de belleza, desfilando con prótesis de madera tallados a mano, las piernas transparentes, hechas de materiales y formas que no necesariamente se replican las piernas humanas como el ideal estético. Haciendo poner la vista en lo que le falta (sic).

Aimee también pasó a jugar con su constitución física. Tiene "piernas" de diferentes alturas, que cambia en función de la altura del contexto social.
No precisamos contentarnos en subsistir con lo que nos falta. Uno se puede tornar en arquitecto de su propia identidad.
http://g1.globo.com/platb/espiral/2012/07/02/pernas-pra-que-te-quero/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario