3 abr. 2012

Estaremos pagando la guerra de Malvinas?

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, los Aliados (Francia, Reino Unido y EEUU, y otros) firmaron tratados por cada una de las potencias vencidas; el Tratado de Versalles fue el que se le impuso a Alemania. El precepto de la culpa y responsabilidad de Alemania en la iniciación de la guerra y las consecuencias de la debácle financiera capitalista de 1929 generaron las condiciones que hicieron posible la llegada en Berlín de Adolf Hitler en 1933 , utilizando tres ideas-fuerza básicas: 1)la promesa de frenar el avance del Marxismo -con lo que logrará el apoyo de la clase media y alta-, 2)el compromiso de estabilizar la economía y generar empleo -con lo que coincidirán sectores obreros-, y3) la de vengar la afrenta de Versalles -en lo que toda Alemania estaba de acuerdo-. Durante el período 1933/9 Francia e Inglaterra “dejaron hacer” al Führer por tres razones fundamentales: las ideas pacifistas que campeaban por la Europa occidental de la década del '30; el menosprecio por la capacidad militar de Berlín, y la conveniencia de tener un poderoso “estado tapón” entre ellos y el odiado Stalin. Este análisis lo tenía claro Hitler cuando antes de invadir Noruega dijo en una reunión secreta: “Hasta ahora hemos conseguido evitar que el enemigo conociera las verdaderas metas de Alemania, del mismo modo que antes de 1932 nuestros enemigos internos nunca supieron hacia donde nos encaminábamos, o que nuestro juramento de legalidad no era más que una treta. Deseábamos llegar legalmente al poder, pero no queríamos usarlo legalmente…podían habernos eliminado… http://www.redaccionpopular.com/content/%E2%80%9Cla-posguerra%E2%80%9D-19451990-historia-pol%C3%ADtica-mundial Este fragmento del libro La posguerra de Luis Mera nos da diferentes pistas para entender la realidad: las guerras no son gratuitas (Alemania la terminó de pagar en el 2010); las ideas fuerzas no son iguales para las distintas clases sociales y el nacionalismo nuclea a todos; para actuar necesitan de la complicidad de los países fuertes; y no siempre el pueblo conoce las verdaderas metas de sus gobiernos. Capaz que no descubro nada nuevo pero después de un aniversario del inicio de una guerra y la utilización de ella que se hizo antes y ahora, nos puede resultar curativo saber por qué a veces nos suceden ciertas cosas de las que no comprendemos sus causas. No sólo no tuvimos la responsabilidad de la guerra que nos impuso un gobierno de facto, también se debe analizar la deuda contraída por ese mismo gobierno. Las grandes potencias permitieron ese tipo de gobierno porque nos necesitaban como "estado tapón" y Norteamérica le dijo a Galtieri "hacelo" o nadie se acuerda de los titulares de los diarios de la fecha?. Estaremos pagando esa guerra y por eso cada 10 años vienen en busca del botín?. El nuestro es un país rico, un gran productor, cientos de miles de millones por año se derriten entre las manos, a dónde van?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario