1 abr. 2012

Andan a los saltos, como condenadas!!!

Señor padre cura ¿me da su palabra /que si me confieso no le cuenta a mama? Señor padre cura ¿me dà su palabra /de quedarse como quien no sabe nada? Mire que estas cosas no son pa' contarlas /cuanti uno las dice ya se disparraman y no hay quien las pueda ni vuelva a juntarlas. ¿Sabe que el Jacinto pasa por mi casa /y me tira besos desde la distancia que me guiña un ojo y a veces me llama /para que lo ayude a juntar las cabras...? ¿Còmo padre? ¿que si a mi me gusta? /¡Esa es mi desgracia! Si en cuanto lo nombro ya estoy sobre ascuas /y me quemo sola al oir su palabra. Lo sueño de noche....Lo pienso en el alba.../y cuando a la siesta se ricuesta mama me voy hasta el monte..../a.... buscar un poco de leñita seca que siempre hace falta. ¡Y ahì viene lo malo! /El Jacinto ¡me alcanza! y me dice cosas tan de exageradas /que una ya ni sabe como contestarlas Y claro, me callo. Y él... /él entra en confianza... me agarra la mano....Me toca la cara... ¡y me echa langostas por dentro e' la bata! ¿Còmo padre? ¿que si yo las saco? /¿Còmo bua' sacarlas si andan a los saltos como condenadas! Las saca el Jacinto.....¡y esa es mi desgracia! cuanto me descuido toy' desabrochada /pierdo las poyeras y hasta las enagüas Señor padre cura, no pregunte nada /ni le cuente a naides esto que le digo pa' aliviar mi alma. /Lo quiero al Jacinto por mal que me haga lo quiero al Jacinto ¡y esa es mi desgracia! MI DESGRACIA Autor: BORIS ELKIN (algo para el recuerdo para quien ya la ha oído muy bien recitada)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario