9 nov. 2011

Los puestos políticos no alcanzan para tantos!!!


El hombre tiene ideas y pasiones, por eso abraza una causa, un principio, es su partido.
Pero el hombre tiene también intereses y ambiciones, que toma el partido de satisfacer, por eso tiende a su fin. He ahí dos partidos. Uno de principios, otros de fines.Como aquí todavía los hombres no luchan por ideas, no se conoce un partido de principios. Así pues, los partidos se forman con el fin de conseguir los puestos políticos. Por qué se dividen si todos tienen al mismo fin?. Ah!! Porque los puestos no alcanzan para tantos y entonces hay que conquistarlos por la lucha.

Un partido tiene mucho de teatral. El país es la escena, el jefe es el empresario, el pueblo es el público, los sucesos las representaciones y los políticos los cómicos. Entre estos se encuentran actores para todos los roles. Dentro de un partido hay una serie de personalidades: el jefe, los prohombres, los candidatos, los figurones, los empleados, los politiqueros, los partidarios, los cesantes, los buscavidas, que pueden ser asimilados a los diversos caracteres de todas las compañías conocidas, porque el partido abarca a todos los géneros y además un mismo individuo político suele desempeñar distintos papeles….
Los partidos concluyen como las compañías dispersándose los actores porque se contratan con otros empresarios.
Caricaturas políticas. Osvaldo Saavedra , Revista Martín Fierro, 1904

No hay comentarios.:

Publicar un comentario