26 nov. 2011

1862: Rosario quiso ser capital 2º parte

Ya en 1862 va surgiendo la idea de que las autoridades nacionales tuvieran su sede en Rosario. Recién en 1867 el diputado Manuel Quintana presenta el proyecto para que Rosario fuera declarada Capital. La Cámara votó favorablemente y Rosario se aprestaba a recibir a los poderes de la República. El gobernador Oroño había logrado sin dificultad la autorización de la legislatura provincial para ofrecer el territorio comprendido entre el arroyo Saladillo y el Ludueña. Enviada la ley al Senado esa vez la votación fue negativa. Pero ahí no quedó la cosa…
El 26 de mayo de 1868 el Dr. Joaquín Granel vuelve a presentar el proyecto de Manuel Quintana en el Senado , que pese a la cerrada oposición del senador cordobés Piñero que presentó otro proyecto, se reunieron los dos tercios necesarios para aceptar el proyecto de Granel. La sede del gobierno nacional debía trasladarse a Rosario el 1º de enero de 1870. En la Cámara de Diputados se lo aprobó con un ínfimo margen: 20votos contra 19.
Al conocerse la noticia en Rosario la gente salió a las calles para manifestar su júbilo.. Se entiende?. Se logró la aprobación de ambas Cámaras!!!. El rosarino festejó ese logro!!!. Pero apenas unos pocos días más tarde Mitre (poco tiempo antes de dejar la presidencia) vetó la ley argumentando razones de oportunidad. En el Senado Nicanor Oroño dijo : “La cuestión de la capital no es una cuestión de gustos, es una cuestión política y económica de gran trascendencia como todas las que han dividido a los pueblos argentinos, desgarrando en luchas fraticidas el corazón de la patria. Resolver esta cuestión importa para asegurar la paz para todos, hacer la fraternidad en los hechos por el bienestar de todos, creando los vínculos de los mismos intereses materiales que son más fuertes que los de la misma ley”.
Una vez que asume Sarmiento se insistió sobre el tema y se vuelve a lograr su aprobación en ambas Cámaras pero es esta vez Sarmiento el que veta la posibilidad de que Rosario fuera la Capital de la República. Urquiza quería, Sarmiento y Mitre se oponen. Cosas de la historia....
Rosario no es sólo una ciudad que se hizo a sí misma. Que uno puede ir armando en una maqueta uno a uno sus logros con el esfuerzo de su gente. Sino que también tuvo aspiraciones de ser un símbolo de la unión de los argentinos. Todo un orgullo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario